Dos ataques dejaron al menos 55 muertos en los pueblos en el este del #Congo.

El ejército y un grupo local de derechos civiles culparon a las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), un grupo armado islamista, por asaltar la aldea de Tchabi y un campo para personas desplazadas cerca de Boga, otra aldea. Ambos están cerca de la frontera de Uganda.

Casas fueron quemadas y civiles secuestrados, dijo la oficina de la ONU para asuntos humanitarios en un comunicado.

Albert Basegu, jefe de un grupo de derechos civiles en Boga, dijo a Reuters que había sido alertado del ataque por el sonido de gritos en la casa de un vecino.

“Cuando llegué allí, descubrí que los atacantes ya habían matado a un pastor anglicano y su hija también estaba gravemente herida”, dijo Basegu.

El Kivu Security Tracker (KST), que ha mapeado los disturbios en el inquieto este del Congo desde junio de 2017, dijo en Twitter que la esposa de un jefe local estaba entre los muertos.

Como se puede ver arriba, es el día más sangriento desde 2017.

Se cree que el ADF mató a más de 850 personas en 2020, según las Naciones Unidas, en una serie de ataques de represalia contra civiles después de que el ejército comenzara sus operaciones contra él el año anterior.

El presidente Felix Tshisekedi declaró el estado de sitio en las provincias de Ituri y Kivu del Norte de Congo el 1 de mayo en un intento de frenar los crecientes ataques de grupos militantes.

“Teniendo en cuenta la gravedad de la situación… el presidente informó al gabinete de su decisión de proclamar el estado de sitio en las provincias de Kivu del Norte e Ituri”, dijo Patrick Muyaya.

Dijo que los detalles de lo que implicaría la medida se darían a conocer públicamente en las próximas horas.

Según la constitución de la República Democrática del Congo, el presidente puede declarar el estado de emergencia o el estado de sitio “si circunstancias graves amenazan inmediatamente la independencia o la integridad del territorio nacional o si interrumpen el funcionamiento normal de las instituciones”.

Se estima que 122 grupos armados de diferentes tamaños operan en el este de la República Democrática del Congo, rico en minerales, muchos de los cuales son un legado de guerras regionales en la década de 1990.

Uganda anunció a principios de este mes que había acordado compartir inteligencia y coordinar operaciones contra los rebeldes, pero que no desplegaría tropas en el Congo.

La milicia de las ADF son combatientes islamistas ugandeses que han establecido su base en el este de la República Democrática del Congo desde 1995.

Calificado como una organización yihadista por Tshisekedi y los Estados Unidos, el ADF ha matado a más de 1.200 civiles solo en el área de Beni desde 2017, según un monitor llamado Kivu Security Tracker (KST).

El ejército ha realizado operaciones contra ellos en la región desde octubre de 2019, pero no ha podido detener las masacres de civiles.

Fuente: Southfront

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s